Saltar al contenido

Programa de Recuperación de la Salud

Las artes del Tai Chi Taoísta™ ayudan a las personas en el caso de un gran número de problemas de salud crónicos y graves, entre los que se incluyen la esclerosis múltiple, el parkinson, accidentes cerebrovasculares y lesiones cerebrales, asma, ansiedad, depresión o las tensiones del día a día.

Ofrecemos clases y programas de Recuperación de la Salud en locales y clubs de todo el mundo. Estos programas pueden ser experiencias de un día, un fin de semana o una semana de práctica de las artes del Tai Chi Taoísta™, y están abiertos a todo el mundo. Las artes del Tai Chi Taoísta™ han demostrado ser extremadamente eficaces como terapia complementaria y se han producido mejoras en muchas dolencias. En el caso de personas con movilidad reducida, es posible adaptar los movimientos según sea necesario.

En nuestros programas de Recuperación de la Salud usted experimentará beneficios en su cuerpo, mente y espíritu, hará amistades, escuchará historias sobre casos extraordinarios de mejora de la salud, compartirá comidas y disfrutará de un tranquilo entorno rural. Esperamos que cada persona salga de aquí con la convicción renovada de que, verdaderamente, puede conseguir un cambio positivo en su salud, y con una idea clara de cómo lograrlo.

Contáctenos para mas información

Historias de recuperación de la salud

Casos que han mejorado con la práctica de las artes del Tai Chi Taoísta™:

 

Tai Chi Taoísta™ y prevención de caídas

Este seminario web se grabó durante un programa con énfasis en fisiología celebrado en el Centro Internacional, cerca de Orangeville, Ontario, el 26 de noviembre de 2017.

Crispin Barker, presidente de la Sociedad Taoísta de Tai Chi de Gran Bretaña, discute cómo la práctica de las artes Tai Chi Taoísta™ puede ayudar con el equilibrio y la prevención de caídas.

“El Tai Chi Taoísta me ofreció la oportunidad de responder a una osteoporosis severa en la columna. Gracias a la práctica he podido enderezar la columna y mantener el dolor a raya. Ahora veo la posibilidad de un retorno feliz a mi antiguo ser, algo que no parecía posible hace un año”.

Philomena, Reino Unido